“Tecnología” Parte de la Historia del Hombre

Sergio Alexander Pineda Montoya

“Tecnología”
Parte de la Historia del Hombre

 

     En la actualidad un tema que es bastante álgido es “La cuarta revolución industrial”, término que nació en Alemania (Perasso, 2016), “su nombre proviene de un proyecto de estrategia de alta tecnología del gobierno Alemán”, cuyo objetivo principal es encontrar la total independencia de la mano de obra humana, cuestión que trae variedad de puntos de vista a su alrededor dado su impacto socioeconómico, ¿es bueno o malo este pensamiento?, ¿que nos ha dicho la historia y que proyectamos a futuro?

     Los antecedentes de la cuarta revolución, tienen sus asentamientos a finales del siglo XVIII y comienzos del siglo XIX, cuando el mundo experimento un cambio económico, especialmente en Gran Bretaña, dio inicio a las primeras etapas del Industrialismo, de las cuales podemos hablar de una inicial en la que el factor humano fue sumamente importante, se generaron innumerables puestos de trabajo en las ciudades y una fase final o etapa de tecnificación de los mismos con herramientas de trabajo “mecanización”, que permitió maximizar utilidades y beneficios a los capitalistas a menor costo, lo que permitió observar por primera vez la afectación social que trajo consigo una evolución sistemática  donde los capitalistas no distinguían entre sus máquinas y los trabajadores, prefiriendo así las primeras por su alta productividad. Una segunda revolución se presentó a mediados del año 1850, nuevamente la clase obrera fue  afectada ya que las nuevas invenciones reducían grandemente las labores manuales y una sola máquina remplazaba a varios obreros, las personas regresaron en menor número al campo, pero lo suficiente para generar una sobreoferta y los pocos grandes terratenientes se aprovechaban de esta  para pagar lo menor  posible; el mayor avance que se gestó en esta segunda revolución fue el control sobre la electricidad que permitió desarrollar aún mejor las máquinas de manufactura en masa y para la tercera revolución no hubo que esperar mucho, a mitad del siglo XX, cuando la electrónica, las telecomunicaciones y la tecnología de la información, se hicieron presentes en la mayoría de industrias incluso en aquellas que prestaban servicios y que se habían conformado como respuesta a las necesidades de la nueva industrialización,  pero esta vez lo único que se pudo hacer fue adaptarse a los cambios y mantenerse a la altura de las necesidades; permitiendo que entonces surgiera la línea de capacitación, como solución a la gran necesidad que en ese momento representaba afrontar la alta tecnología que poco a poco se tomó el mercado y se hizo infalible para agilizar los mercados.

     Hoy a comienzos del siglo XXI, según (Perasso, BBC Mundo, 2015) “serán los Robots integrados en sistemas ciberfisicos los directamente responsables de una transformación radical”,  lo que permite visualizar la cercanía de una nueva revolución  que modificará esencialmente la forma de vivir del ser humano, los principales protagonistas en esta revolución venidera será la ingeniería genética y las neurotecnologías y como en cada una de las anteriores esta revolución afectará sustancialmente el mercado del empleo, el futuro del trabajo y sobre todo pondrá de nuevo en el ojo del huracán la desigualdad del ingreso para quienes no logren una cómoda adaptación y se corre el riesgo de que la clase media desaparezca, ya que una parte, la que logre adaptarse a los nuevos cambios o que incluso cambie de la mano con los avances, se mantendrá a flote y la otra que por diferentes circunstancias no logre encajar ya sea por falta de acceso a la educación, no sea compatible con el lenguaje de programación o sencillamente con las nuevas formas de vida, seguramente pasará a engrosar las clase menos favorecida que hasta el momento sería la más explotada por aquellos que mantengan el poder, cosa que puede cambiar también dando un futuro incierto para esta parte de la sociedad marginal.

     El comienzo de esta revolución se halla en el uso del internet, la interconectividad de las cosas que juega un papel importante y fundamental en este movimiento que comenzamos a vivir, pero que ya en varias obras literarias y obras cineastas se había tocado el tema, incluso lo que se vaticinaba en ellas está llegando más rápido de lo que se pensaba.

     Como todo los riesgos del cibermodelo van más allá de la ficción y aunque estas tecnologías representan avances fantásticos, no dejan de ser peligrosas para el mismo hombre les creo; si hemos de tomar como ejemplo algunas de las películas que se han elaborado a cerca de este tema, encontramos “Black Mirror” donde podemos evidenciar que es preocupante la ingenuidad del ser humano, y como puede permitir que los avances tecnológicos pasen por encima de los marcos sociales, los éticos y los públicos, que en ultimas serán los elementos que de alguna manera suponen un marco reglamentario para hacer buen uso de la tecnología.

     De igual manera todos los avances traen consigo grandes oportunidades y en especial el hacer más ágil la producción industrial, que en otros años era netamente manual; pero que hoy en día con la sobrepoblación no sería posible satisfacer a plenitud las necesidades reales que cada ser humano tiene;  es fácil pronosticar que la tecnología tarde o temprano será superior al hombre, traerá consigo no solo avances en máquinas si no en el ser humano como tal, al hacerle mucho más avanzado, se mejoraran habilidades físicas e incluso especulamos a cuestiones sinápticas, llegando así, a lo que llaman hoy como “Super Humanos”, con todo esto también se viene un modelo quizá muy distinto de relación social entre seres humanos donde veremos una alta conectividad del colectivo a través de aplicaciones, lo que nos hace cuestionar si disminuirá la interacción social física, el conocido “face to face”, o llegaremos a socializar con inteligencias artificiales de una mejor manera como nos lo muestran en una película actual “Her”.

     No obstante, las ciberindustrias permitirán que el hombre logre tener el poder de manejar todas sus rutinas, sus asuntos y en especial sus negocios desde un mismo centro mediante la interconectividad de todo; lo que permitirá que ese tiempo que se ahorrara se invierta en trabajo y esperamos también en ocio, observaremos entonces como se logre mayor agilidad en las transacciones, las conexiones e incluso las capacitaciones, en especial la educación tendrá entonces que tomar nuevos rumbos, de tal forma que desde allí se comience la adaptación, el manejo y la aplicación de los avances tecnológicos a toda las rutinas diarias que el hombre desempeña para su realización personal, familiar y profesional.

     Por lo tanto según (Coleman, 2017), “Por el momento la mayor amenaza a la cuarta revolución industrial es la falta de personas que puedan diseñar, construir y mantener las tecnologías exponenciales”; es por ello que  los profesionales en este caso de carreras administrativas deban comenzar por cultivar y atraer hacia sus emporios empresariales e industriales el talento humano que llene las expectativas no solo en la actualidad, sino que, deben demostrar que a futuro tendrán las capacidades necesarias para afrontar los nuevos retos cibernéticos, como la robótica, la inteligencia artificial, la nanotecnología, las impresiones 3D y la informática cuántica, que por ahora solo se están esbozando de manera tímida pero con la plena seguridad que en poco tiempo habrán entrado de lleno a la vida diaria de cada uno de los seres humanos y por ende serán las herramientas más necesarias en sus trabajos, empresas e industrias e incluso su diario vivir personal.

      Entre tanto Klaus Schwab (Autores, 2017), sostiene que “Estamos al borde de una revolución tecnológica que modificará fundamentalmente la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos”;  lo que evidencia que el cambio debe ser en grandes escalas que abarquen el alcance y la complejidad que dicha transformación trae consigo, ya que serán cambios distintos a cualquier cosa que el género humano haya experimentado hasta ahora. Es necesario tener en cuenta que esta nueva etapa es una que va a velocidad exponencial en la manera que los negocios enfrentan las relaciones con los clientes y los proveedores, la demanda de sus productos y el mercado propiamente dicho.

     Entonces, si se materializa la cuarta revolución industrial produciendo una ola de innovación y crecimiento económico, son muchos los desafíos que se deben superar siendo el más importante “el talento”. Se podría en estos momentos sostener, que no es el momento más propicio para que las industrias y las economías mundiales se muestren esquivas con el ritmo del cambio, la evolución social e incluso los cambios empresariales, que van a pasos agigantados hacia la visión futurista que en tiempos pasados era parte de la imaginación y la ficción, pero que hoy en día  es un movimiento acelerado cuya oportunidad es demasiado valiosa y por lo tanto es ahora el momento justo e ideal de formar parte de esta cuarta revolución industrial.

     Vistas las cosas así, es también el momento ideal para prepararnos para lo que se nos viene, adecuando nuestros sentidos y sobre todo adaptando el conocimiento a los nuevos conceptos como: El científico de los datos, la nube inteligente, el internet de las cosas, la inteligencia artificial, el machine learning, la robótica y otros tantos conceptos que forman la base principal de la denominada Transformación Digital.

     Pero, si vemos a conciencia la realidad empresarial, no cabe duda de que el sector industrial tiene grandes falencias tecnológicas y no saben cómo transformarse para estar al nivel óptimo que esta novedosa revolución requiere; está bien que muchas de ellas cuentan infraestructuras complejas, poseen varias plataformas , manejan diferentes clases de datos y aplicaciones muchas veces personalizadas  , pero si no se posee el talento humano que afronte el reto, que estén dispuestos a aprender de las nuevas innovaciones y sobre todo que cuenten con el chip de la adaptación y la transformación en su ADN, pueden estar a punto de enfrentarse al fracaso o empezar a formar parte de las industrias obsoletas con las cuales las grandes potencias obvian hacer negocios.

     Puestas las cosas así, es necesario trabajar en la toma de conciencia de que esta cuarta revolución hay que aprovecharla al máximo, poner en práctica y funcionamiento la empresa digital, pues ya no solo se trata de una solución de software o de comprar una nueva plataforma más moderna, en realidad de lo que se trata es de enfocarse en lo realmente importante como: el involucrar a los clientes, impulsar a los empleados hacia la capacitación, optimizar y agilizar los procesos y transformar los productos por medio de esa novedosa tecnología. Hay que preguntarse entonces si las generaciones futuras y los jóvenes estudiantes de hoy día, están recibiendo la formación adecuada para asumir las responsabilidades que este impresionante movimiento trae consigo y abre paso a nuevas soluciones que deben ser innovaciones aún más complejas y tecnificadas que las que hasta el día de hoy ha creado el hombre en su afán de satisfacer las necesidades de sí mismo.

Referencias

Autores, O. (07 de 08 de 2017). Portafolio. Obtenido de Portafolio: http://www.portafolio.co/opinion/otros-columnistas-1/el-mundo-ya-esta-viviendo-la-cuarta-revolucion-industrial-508470

Coleman, G. (24 de 03 de 2017). El Espectador/ Tecnologia. Obtenido de El Espectador / Tecnología: http://www.el espectador.com/tecnología/cuarta-revolución-industrial-el-momento-es-ahora-artículo 685185

Perasso, V. (12 de 10 de 2015). BBC Mundo. Obtenido de http://www.bbc,com/mundo/noticia – 37631834

Perasso, V. (12 de 10 de 2016). BBC Mundo. Obtenido de BBC Mundo: www,bbc.com/mundo/noticia-37631834

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s